“ME QUIEREN CONVERTIR EN UN ZOMBI” DICE EL CHAPO; AHORA ES UN CHAPO SIN PRIVILEGIOS

Juan Pablo Badillo, abogado de amparos de "El Chapo"

Juan Pablo Badillo, abogado de amparos de “El Chapo”

Staff / Tintero Regio
// NACIONAL

Ciudad de México.- “Me mantienen con una tortura terrible, no me dejan dormir, me pasan lista en la noche cada dos horas, a veces cada hora, con gritos estridentes; me están volviendo loco, me quieren convertir en un zombi, haga algo”.

Esas fueron las palabras que Joaquín “El Chapo” Guzmán dijo al abogado Juan Pablo Badillo Soto, a quien a más de un mes de la recaptura del capo se le otorgó el permiso para ver a su cliente.

“Luego de 8 horas de mentiras y supuestos trámites llegó el momento en que me dijeron que no era posible que entrara a verlo (…) esperé otra horas más y al final de cuentas sí se me permitió”

En entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen Multimedia, el abogado Badillo dijo que después de varias horas se le autorizó el ingreso, el cual presuntamente no se la había otorgado bajo el argumento de que no estaba en la lista de las personas que el mismo Guzmán Loera autorizaba entrar.

“Luego de darme un abrazo, me dice: “Gracias, licenciado (…) yo lo anoté desde el primer día, a la licenciada Cinthya y al licenciado Granados y al licenciado Cuco –Refugio Rodríguez-; son mis 4 abogados”, relató Badillo.

Badillo Soto afirma que tomará cartas en el asunto por la prohibición de ver a su cliente y por la presunta tortura en la que mantienen a Guzmán Loera.

“Sus abogados no descansaremos hasta que se cumple con la ley, y el señor director del centro tenga que ir a prisión a pagar sus delitos de esta infamia, de tortura”, sentenció.

De acuerdo con Badillo, a “El Chapo” se le están violando sus derechos constitucionales pues sólo se le permite ver a sus abogados una vez por semana por un lapso de media hora, mientras que la ley señala que todos los internos tienen derecho a elegir a los abogados que quieran y entrevistarse con ellos cuanto sea necesario.

Badillo Soto comentó que en su primera entrevista con “El Chapo”, éste le dijo que su esposa Emma Coronel lo visitó, pero sólo le permitieron estar con él 15 minutos.

El encuentro duró alrededor de 25 minutos, bajo la mirada de un custodio.
(Agencias)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*