NIÑOS JUGABAN A SER SICARIOS Y ASESINAN A UN PEQUEÑO; SON SENTENCIADOS

Un amiguito de Christopher mira cuando se llevan su cadáver en Aquiles de Serdán, Chihuahua

Un amiguito de Christopher mira cuando se llevan su cadáver en Aquiles de Serdán, Chihuahua

Staff / Tintero Regio
// NACIONAL

Chihuahua.- Un juez oral dictó una sentencia máxima de hasta 9 años de prisión a uno de los cinco menores que torturaron, asesinaron e inhumaron al niño de 6 años Christopher Raymundo Márquez Mora, y rehabilitación en libertad al resto de los menores de entre 12 y 14 años.

A 9 meses del crimen que conmocionó a la opinión pública internacional, el menor identificado como Jesús David recibió la pena más severa de 9 años de reclusión en un tribunal tutelar, mientras que otro menor de la misma edad fue considerado inimputable por padecer un retraso mental leve.

Tendencia sádica cruel; aplanamiento emocional; trastorno de conducta antisocial; inestabilidad emocional; sentimientos de inferioridad; desvalorización; agresividad; dificultad y ansiedad para relacionarse con el medio y establecer relaciones sociales y afectivas, fueron algunos de los resultados del perfil psicológico de los involucrados.

LOS HECHOS

Cristopher tenía sólo 6 años cuando sus vecinos Valeria, Alma Leticia, Jesús David, Irving y Jorge decidieron usarlo como rehén en su “inocente” juego del secuestro y a ser sicarios.

El menor, quien jugaba en el barranco antes de ser interceptado por los menores -edades que oscilan entre los 12 y 15 años- a quienes suplicó que no lo mataran y prometió no acusarlos con su mamá.

Media un metro 23 centímetros, pesaba 32 kilos, y la autopsia indicó que Christopher murió por asfixia, estrangulación y por el uso de objetos contundentes. Al momento de encontrarlo, semienterrado en un barranco, tenía 22 puñaladas en el costado derecho de su cuerpo; y en la bolsa derecha de su pantalón aún llevaba un carrito azul como señal de su infancia.

Esa tarde la primer víctima de los menores fue un perro al que mataron a pedradas y luego atacaron con un cuchillo. A este punto, el pequeño Cristopher ya presentía que las cosas no iban bien, y por quejarse, sus compañeros lo amarraron con la misma cadena con la que habían amarrado al animal.

Tirado en el suelo, después de arrastrarlo por varios metros, Valeria “que era la más gorda se subió a un palo para estrangularlo; pero como aún respiraba le comenzamos a tirar de pedradas; Valeria le dio varias puñaladas por las costillas con el cuchillo de Lety y de ahí lo empezaron a enterrar”; narró uno de los menores.

“Ese día, en el arroyo, jugábamos a ser sicarios, cuando a Irving se le vino en mente secuestrar a El Negrito, dijo que le traía ganas”, confesó una de las niñas. “Teníamos mucho tiempo que queríamos asesinarlo casi todos”; explicó otro de los menores, según la declaración oficial que se hizo ante autoridades.

Al momento en el que la madre del menor se dio cuenta de que su hijo no aparecía, inmediatamente comenzó la búsqueda, misma en la que participaron los asesinos.

“No puedo entender aún cómo pudieron ser tan cínicos de acompañarme a buscar a mi hijo, cuando ellos mismos lo habían secuestrado, matado y enterrado … un perro siente más que esos niños”, comenta Tania.

La misma madrugada del 14 de mayo uno de los involucrados en el asesinato no podía dormir y despertó a su hermana para confesar el crimen. Fue la madre de este menor quien lo llevó a las instalaciones de la Fiscalía. Ahí indicó dónde habían enterrado el cuerpo de Christopher.

Otro de los menores admitió en su declaración que el plan era huir para irse a Guachochi: “ahí el tío de uno de nosotros es la mano derecha de El Chapo, y él nos ayudaría a ser sicarios”, dijo.

En su momento, los menores fueron puestos bajo la guardia y custodia de la Procuraduría de Asistencia Jurídica y Social dependiente del DIF del gobierno del Estado; y los jóvenes de 15 años fueron sujetos a proceso en prisión preventiva en el Centro de Readaptación Social para Adolescentes Infractores.

(Agencias)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*