VESTIMENTA ADECUADA PARA EJERCITARSE DISMINUYE RIESGO DE LESIONES SEGÚN ESPECIALISTAS

Hacer ejercicio regularmente

Staff / Tintero Regio
// NACIONAL

Ciudad de México.- Utilizar ropa y calzado adecuado, realizar ejercicios de calentamiento y estiramiento, así como mantener una buena higiene postural al momento de la actividad física, será clave para evitar la aparición de alguna lesión detalló el doctor Gilberto Franco Sánchez.

El Subdirector de Medicina del Deporte del Instituto Nacional de Rehabilitación, explicó que una lesión deportiva es cualquier daño que se le produce al organismo, psicológico, físico o músculo esquelético, al practicar en su nivel menor la actividad física o el ejercicio en una categoría mayor llamado deporte amateur o profesional.

Detalló que estas lesiones pueden ser agudas o crónicas. Las primeras son de aparición súbita y las segundas son aquellas que provocan cada vez mayores molestias al paciente con el paso del tiempo.

Ejemplificó que una lesión aguda puede ser una ruptura de ligamento cruzado anterior de la rodilla, esguince de tobillo, luxación o bien una fractura o desgarro de ligamentos. En tanto las crónicas son ocasionadas por sobre uso y carga y van desde una tendinitis, neuritis, desgarro de cartílagos hasta la osteoartritis o bursitis.

Agregó que también las lesiones deportivas se pueden clasificar por la estructura afectada, como, por ejemplo, las que son óseas ligamentarias, tendinosas o articulares. Asimismo, por su gravedad ya sean leves, moderadas, graves o severas.

El especialista indicó que para el tratamiento de una lesión aguda se debe aplicar de inmediato la técnica PRICE (protect, rest, ice, compression elevation) por sus siglas en inglés que es: protección, descanso, hielo, compresión y elevación. Está demostrado que al realizar esta técnica se acorta hasta en 50 por ciento más el tiempo y seriedad de lesión.

En primera instancia quien sufrió la lesión aguda debe parar por completo toda actividad, proteger e inmovilizar la zona, aplicar una primera fase de hielo por media hora, dejar descansar dos horas y volver aplicar de nuevo media hora, hacer compresión con un vendaje o con lo que se tenga a la mano y elevar la parte comprometida para mejorar el retorno venoso y así disminuir la inflamación en el tiempo en que la persona asiste a un hospital para su atención.

En las lesiones crónicas es necesaria la intervención del especialista para definir el tratamiento y terapia indicada para el paciente.

Para finalizar, el doctor Gilberto Franco Sánchez hizo un llamado a la población que esté potencialmente en riesgo de una lesión aguda o crónica, dejar de realizar la actividad física por lo menos una semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*